Formas jurídicas que tiene una empresa extranjera para desarrollar su actividad en España: Filial y Sucursal

 

La filial

Tiene personalidad jurídica propia
Requiere de un capital social de 3.000€ o 60.000€
Los administradores serán la junta general de socios y el órgano correspondiente
La responsabilidad de la matriz extranjera es limitada
Tributa siempre por el impuesto de sociedades

La sucursal

No tiene personalidad jurídica propia
No requiere de un capital social de asignación económica mínima
El administrador será el representante de la sucursal en España
La responsabilidad de la matriz extranjera es ilimitada
Tributa por el convenio de doble imposición o sobre la renta de no residentes.

 

 
Si requiere más información http://bcndoc.com/contacto/