Cuando se persigue un objetivo que
vale la pena, es importante no darse por vencido ante el primer obstáculo, es
ocasiones nos vienen a la mente pensamientos que no nos permiten avanzar,
pensamientos tóxicos que hay que combatir, por ejemplo:

“Las cosas resultan más
difíciles de lo que se pensaba, no se están cumpliendo los tiempos programados
y no alcanzaré las metas establecidas, no tenia que haber empezado con este
proyecto, era un sueño y mejor que se quede así, fue una mala idea”

A continuación encontrará algunas estrategias que le ayudarán a no rendirse y cambiar esos pensamientos negativos por ideas que le encaminarán al éxito.

Adopte una mentalidad de “No
renunciaré”.

No darse por vencido es una
mentalidad. Y es una mentalidad que puede adoptarse. Persisto aún cuando las
cosas se ponen difíciles, encontraré la forma de conseguirlo. Todo tiene
solución, hay que hacer pruebas hasta encontrarla y aprender de los fracasos.

Tener una mentalidad de “no
renunciaré” hará que sea mucho más fácil para usted persistir y negarse a
rendirse, hasta que logre su objetivo.

Rodearse de personas que han alcanzado sus metas.

Podemos aprender mucho observando a otras personas. Y
aprender a perseverar no es una excepción.

Hay muchas películas geniales por ahí que se basan en
historias de la vida real sobre personas que enfrentaron dificultades
increíbles y obstáculos aparentemente insuperables, pero que, sin embargo, se
negaron a renunciar. Y lograron lo que buscaban.

Hay películas que nos inspiran a seguir adelante perseverando.

– Rudy: esta película es un relato basado en hechos de Daniel Eugene “Rudy” Ruettiger, un chico de una pequeña ciudad que soñaba con jugar al fútbol para Notre Dame, pero siempre se le dijo que no era lo suficientemente bueno (no lo suficientemente grande, inteligente Bastante, bastante atlético, y así sucesivamente). No obstante, perseveró hasta que logró su sueño. […]