El precio final dependerá del tamaño de la oficina solicitada, de las condiciones del contrato de servicios y de la cantidad de servicios incluidos.

Normalmente se pagan costes fijos mensuales por un espacio de oficina de servicios, en el precio incluye el alquiler del despacho así como los servicios, muebles,  banda ancha, iluminación, mantenimiento, aire acondicionado, calefacción, servicios de recepción, limpieza, seguridad, acceso a cocina y aseos. Su empresa solo tendrá que pagar por los servicios que utilice, como por ejemplo el uso adicional de las salas de reuniones y conferencias,  fotocopias, impresiones y otras facilidades.